Nuestra

HISTORIA

EL PRODUCTO

En SQD Meat Point todo gira en torno a la búsqueda de la calidad y al respeto por el producto. Una propuesta gastronómica basada en una materia prima excepcional. Desde la cuidada selección de sus carnes hasta el café Gourmand, todo está pensado al milímetro.
El periplo vital de los dueños del restaurante se refleja en este proyecto tan personal. España, Francia y Turquía tienen representación en su propuesta gastronómica.
Aunque el producto estrella, lo que conforma el ADN de este restaurante, sea la carne, todos y cada uno de los platos que se presentan en la carta de SQD están elaborados con productos cuidadosamente seleccionados, para ofrecer a los clientes un experiencia única.

La amplia y excepcional selección de carnes procedentes de Francia y España marca la especialización de este restaurante, bajo el Label de calidad de Yves Marie Le Bournonnec. El producto nacional queda representado de forma sobresaliente por la ternera madrileña, la vaca rubia gallega y el auténtico buey, así como el cordero y el pollo de corral, todo abastecido y distribuido por los mejores colaboradores tales como Cárnicas Lyo.
Las carnes francesas, todas ellas seleccionadas y suministradas directamente por Yves Marie, están representadas por varias razas, la vaca morena francesa Salangus, raza única en el mundo desarrolla por nuestro carnicero YMLB junto a sus ganaderos, un cruce de vaca de Salers y toro Black Angus siendo esta una de las mejores referencias de la casa. La Montbeliarde, raza procedente de la región del Franco Condado. La Hereford, una variedad muy sabrosa y de alta calidad.
El Foie- Gras, el magret y el confit de pato, provienen de la ciudad de Pau, en el suroeste francés, conocida por la excelencia de sus productos que le han convertido en un símbolo de la gastronomía francesa. La pequeña productora Paule Baylacq es la encargada de suministrar a SQD estos productos elaborados artesanalmente.
Las especies turcas traídas periódicamente desde Estambul; el pan servido por la panadería artesana Crustó, que elabora cada día sus productos en su obrador a la vista con una masa madre propia y exclusiva, siguiendo el método tradicional francés de fermentación lenta y natural y una cuidadosa selección de ingredientes, o el aceite de oliva virgen extra Marqués de Griñón DÚO, una combinación de arbequina y picual, completan una selecta carta en constante evolución.

EL SAVOIR FAIRE

El savoir faire y la pasión por los detalles de sus propietarios impregna todos y cada uno de los rincones de este gran escenario; desde los interiores hasta la vajilla, la cristalería o los cubiertos.
Mención especial merece la cubertería. Todos los cubiertos han sido seleccionados uno a uno y se han ido comprando durante meses en mercadillos franceses e ingleses, buscando algo más. Por eso, cada tenedor y cada cuchara tienen detrás mucha historia. Además, los cuchillos carniceros son de Laguiole, diseñados por el chef Michel Bras y hechos uno a uno para SQD. También cuenta con los cuchillos del Club de cuchilleros.
Además acaban de crear un club de socios, donde los más habituales cuentan con su propio cuchillo en el que aparece su nombre grabado.

LA BODEGA FAMILIAR

SQD cuenta con una cuidada selección de vinos y champagnes. La carta de vinos se compone en su mayoría de referencias francesas, entre las que cabe mención especial al vino de la casa, Château Cantelaudette, proveniente de la bodega familiar de Escudé ubicada el corazón de Burdeos.

 

Desde el Viñedo Chatelier -50 hectáreas divididas en tres viñedos propiedad de la familia-, se ha traído una pequeña selección de dos tintos y un blanco que ponen de manifiesto la filosofía vinícola de la firma: respeto al terreno, a la vid, y pasión por el trabajo bien hecho. Entre los vinos de los distintos viñedos en Madrid se puede disfrutar de este Cháteau Cantelaudette cuyo nombre alude al canto de las alondras que se reúnen en las cercanías de la casa familiar. Situada en la denominación Graves de Vayres, en el margen derecho del río Garona, el Cháteau es el origen de los dos tintos Cháteau Cantelaudette, ambos de Merlot y Cabernet Franc, uno de ellos con paso por barrica. También proceden de esta zona el blanco seco de Semillon y Sauvignon, una mezcla sutil, delicada, con aromas cítricos que ofrece un buen equilibrio y consigue un vino fresco y ligero. Todos ellos vinos agradables, con buena estructura y equilibrados que responden al reto de hacer vinos complejos a precios asequibles.

El asesor

Yves-Marie Le Bourdonnec

Chef of the Month

El prestigioso carnicero francés Yves Marie Le Bourdonnec, considerado por muchos chefs internacionales el mejor carnicero del mundo, es el encargado de asesorar cada temporada la carta del recién inaugurado SQD. Este experto en maduración y en corte, nació en 1968 en Montrevil, cerca de París.
Desde muy pequeño se sintió fascinado por el oficio y fue al terminar la enseñanza obligatoria cuando comenzó a trabajar de aprendiz en una carnicería. A los 19 años abrió su propio negocio, la carnicería ‘Le Couteau d’argent’ (El cuchillo de plata) en Asniéres, que todavía mantiene en funcionamiento.
En 1995 empieza su colaboración con el grupo Alain Ducasse. En 2003 salta a la fama tras ganar una cata a ciegas en París, en la que compiten 125 carniceros. Cinco años más tarde, por encargo del chef del hotel Maurice, Yannick Alleno, crea una hamburguesa, elegida por The New York Times la mejor hamburguesa del mundo. En 2011 impulsa I love Bidoche, un movimiento en el que se resume su filosofía, y que reivindica el consumo de carne de calidad, que busca recuperar el corte artesanal de la carne y la alimentación de los animales con pasto, en contra de los métodos industriales modernos. Un año más tarde publica su primer libro L’effet Boeuf (El efecto buey) y adquiere la célebre carnicería de la Avenida Víctor Hugo, un impresionante espacio, en cuyas vitrinas se guardan carnes perfectamente colocadas y catalogadas, con una cartelas que indica la fecha en la que fueron sacrificadas cada una de las reses.